fiscalidad en crowdfunding

Fiscalidad en Crowdfunding

Leer este artículo sobre fiscalidad en crowdfunding te llevará menos de 3 minutos

 

Splitfy es una plataforma de crowdfunding personal a través de la cual puedes recoger dinero para tu proyecto crowdfunding: organizar una fiesta, una cena con amigos, una causa solidaria, un proyecto personal, un regalo en grupo… puedes usar nuestra plataforma para cualquier gasto compartido. Antes de empezar tu campaña debería tener en cuenta la fiscalidad en crowdfunding, especialmente si tu campaña es con recompensas.

Preguntas más frecuentes sobre la fiscalidad en crowdfunding:

¿Cómo tienes que tratar fiscalmente el dinero recibido en tu bote solidario?

Este dinero es una donación y tienes que tratarlo como lo haces con cualquier donación recibida por otro medio.

Si tu ONG o asociación está debidamente registrada se trata de ingresos exentos de IVA y  del Impuesto de Sociedades.

¿Qué pasa con los certificados de donaciones?

La persona que hace una donación a una ONG, si esta está registrada como fundación o de utilidad pública, puede deducir el importe de su donativo en el IRPF correspondiente.

La ONG tiene que informar a la Agencia Tributaria del importe de la donación. Para ello se necesitan los datos de la persona (Inluído DNI)

Si tu ONG o asociación emite estos certificados hazlo saber a Splitfy cuando empieces tu campaña de crowdfunding  para que te hagamos llegar una lista con todos los participantes en tu bote solidario, la cantidad que han aportado al bote y los datos de contacto.

El importe de la deducción varía según el régimen fiscal al que esté sujeta la ONG.

 

Preguntas más frecuentes sobre la fiscalidad en crowdfunding por recompensas:

¿Qué condición tiene el crowdfunding de recompensas, jurídicamente?
El Crowdfunding de recompensas es una pre-venta de un producto o un servicio.
Jurídicamente en el ámbito contable este tipo de crowdfunding sería un anticipo a cuenta
para un pedido o de una futura compra. Por lo que el aportante esta pre-comprando algo,
un producto, bien, servicio…

¿Tiene la misma condición que una donación?

NO, la base de una donación es la aportación económica sin recibir nada a cambio. Es
una aportación gratuita y desinteresada. En el caso del crowdfunding de recompensas, SI
existe un interés en recibir algo a cambio de nuestro dinero o recursos no económicos.

¿Qué consideración tributaria tiene el dinero que recibe el promotor del proyecto?

Según la normativa vigente, se trataría de un ingreso económico relacionado con nuestra
(como promotor) actividad profesional, bien sea una organización (pública o privada) o un
profesional independiente (autónomo).

Por lo tanto, si el dinero lo recibe una organización deberá hacer frente al Impuesto de
Sociedades, mientras que si el dinero lo recibe un profesional independiente (autónomo),
su obligación la ejecutará en el IRPF, dentro de “rendimientos derivados de actividades
económicas”.

¿Los promotores de proyectos deben ser organizaciones o empresarios individuales
(autónomos)?

Según la legislación vigente, SI. Normalmente cuando una persona individual quiere
financiar un proyecto vía crowdfunding, esta realizando una actividad “empresarial”
(Estamos pre-vendiendo algo) por lo que estaría obligado a darse de alta como
autónomo.

¿Los particulares pueden deducirse la aportación?

Las personas particulares, aportantes, que realicen su aportación a un proyecto NO
podrán deducirse la cantidad entregada a no ser que sean empresarios individuales
(autónomos) que realizan esa aportación en relación directa con su actividad profesional.

¿Qué es eso de la tributación indirecta para los aportantes?

Si el aportante es una persona física, no podrá deducirse el IVA que ha aportado al
proyecto. Si por el contrario, el aportante es un profesional independiente o una
organización (Pública o privada) y dicha aportación se ha realizado a fin de desarrollar su actividad profesional o empresarial, SI que podrá deducirse el IVA soportado.

¿Qué es eso de la tributación indirecta para los promotores de proyectos?
La obligación del promotor del proyecto en este caso, será la de repercutir e ingresar a la
Hacienda Pública la cantidad de IVA relativo a la operación que ha llevado a cabo.
Del mismo modo, podrá deducirse el IVA relativo a los gastos precisos para llevar
adelante el proyecto.

¿Qué dice Hacienda sobre la fiscalidad en crowdfunding?
La dirección general de Tributos afirma que las percepciones recibidas a través de esta vía de financiación deberán declararse en el impuesto de donaciones por parte del beneficiario. Y, si además existe una contraprestación en forma de bien o servicio, como suele ser lo habitual (por ejemplo la entrega de un libro a quienes hayan contribuido a financiarlo), se deberá aplicar el IVA, si son actividades empresariales o profesionales; o el impuesto de transmisiones patrimoniales (si no lo son).

La dirección general de Tributos es muy clara: si no existe contraprestación de ningún tipo son «operaciones de carácter lucrativo» entre personas físicas y, por tanto, sujetas al impuesto de donaciones. En caso contrario, la operación «ya no tendrá carácter lucrativo, sino oneroso». Luego debe gravarse con el IVA o el ITP. En todo caso, el beneficiario deberá declarar también en el IRPF los ingresos como actividad económica y si es un a persona jurídica (una entidad, asociación o sociedad), en el impuesto de sociedades.

Jurídicamente, las aportaciones de los mecenas se consideran un pago a cuenta de la entrega futura de un bien, siempre que tengan contraprestación, que es lo más habitual.

 

¿Aún no sabes lo que es el crowdfunding? Tienes toda la información que puedas necesitar en este post.

¡Y ahora que ya sabes un poco más sobre la fiscalidad en crowdfunding crea tu bote ahora y empieza a recaudar donaciones haciendo click aquí !

Crear un bote en Splitfy, la plataforma de crowdfunding

3 thoughts on “Fiscalidad en Crowdfunding

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *